¿Qué hacer si la niñera nos abandona?

Cuando hace falta alguien que cuide del bebé

No desesperes todavía, pero debes contemplar la posibilidad de que, en algún momento, la persona que cuida de nuestro niño, por circunstancias particulares, no pueda hacerlo, ya sea temporaria o permanentemente.

Llegado el momento, sería conveniente tomar algunas precauciones. Sobre todo si esa persona hace mucho que trabaja en la casa y conoce al niño desde bebé.

Debido a que la relación que puede crearse entre la niñera y el pequeño puede ser muy intensa y una brusca partida de la misma podría ocasionar un gran sentimiento de perdida para el niño, además de revolver cielo y tierra para encontrar un reemplazo, debes procurar minimizar el impacto en tu hijo.

Un razonamiento lógico que el niño hará es, si ella me abandona entonces también lo podrá hacer mi mamá. Lo recomendable sería que la mujer que lo tiene a su cargo avise con tiempo para ir preparando al niño: por más pequeño que sea entenderá perfectamente, ya sea por las palabras o el tono en que se las dicen.

Este tiempo también sérá provechoso para ir buscando el reemplazo. De ser posible, el niño deberá estar con las dos personas, la saliente y la entrante, como en un principio lo hicieron la madre y la primer niñera. Pero esta situación casi nunca es la que se nos presenta, entonces, además de la presión por no perjudicar a la criatura y causarle el menor trauma psicológico, tenemos la presión de salir desesperados en busca del reemplazo para poder seguir trabajando.

Como medida de emergencia, podemos recurrir a familiares (mamá, nuestra suegra, una tía o sobrina mayorcita, o una vecina. Pero debes tener en cuenta que este recurso debe servirte como una medida temporaria, ya que en todo momento debemos velar por la seguridad emocional del niño.

Para elegir a una nueva cuidadora, obtén más información en los siguientes artículos:

¿Con quién dejar al bebé?
Al cuidado de la abuela
El cuidado del niño en manos de una baby sitter
Organizarse para dejar al niño en manos de otra persona
El cuidado a cargo de una empleada doméstica

Por último, si la baby-sitter puede pasar a visitarlo de vez en cuando el pequeño no sentiría el abandono, aunque si la pérdida ya que ella no estará más, pero la diferencia es muy importante y el dolor será distinto. Si el niño está mimoso y reclama mas de la madre durante el tránsito es normal, habrá que contenerlo hasta que se acostumbre a su nueva cuidadora.

También te puede interesar

La elección de la guardería
Madres solas: ¿Cómo prepararse?

| |

.

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.